El Ahora

Lo que pedimos se nos concede?

Estos días frené, miré alrededor, caminé más despacio y respiré profundo. Estuve trabajando mucho la conciencia, viendo que todo lo que "ahora" me esta pasando es lo que muchas veces pedí. Entonces comencé a agradecer y entender que la vida me tiene siempre preparadas esas cosas que deseo, y que son mis pequeñas acciones diarias las que van construyendo paso a paso. Vivimos en el mundo de lo inmediato en donde no vemos el ahora sino que vivimos persiguiendo eso que aún no nos llega, y cuando llega... PUM, deseamos otra cosa, y así...

Todo va cambiando, nosotros y nuestro entorno, por eso entendí que la mejor forma de combatir la ansiedad e insatisfacción es la adaptación y la aceptación, porque todo lo que pasa es lo que construimos, y si no es así, lo único que podemos hacer es adaptarnos a eso. Como dice el proverbio Chino "Si tienes un problema que tiene solución, para qué te preocupas? y si no tiene solución, para que te preocupas?"

Si, ya sé, no es tan simple como se lee, o sí, y no estamos acostumbrados a lo simple. 

El vivir en el ahora es un trabajo que lleva esfuerzo, dedicación, y disciplina, que siempre delegamos porque creemos que lo importante es otra cosa. Estamos más preocupados por cosas que nos inventamos que por las que realmente suceden. Y las cosas vitales pasan a segundo plano, nos cubrimos con capas como una cebolla, nos vamos del centro, y cuando queremos regresar a nosotros mismos, ni siquiera sabemos como, buscamos respuestas afuera, cuando todo está adentro. 

Frená, mirate, mira lo que tenés alrededor, agradece y confiá, que todo lo que deseas llega en el tiempo en el que tiene que ser, y en el mientras tanto, disfrutá de todo lo que te está pasando. 

 

Compartir
Deja tu comentario

Tu email no será publicado. Campos obligatorios *