XINCA, deja huellas, pero positivas

Te preguntarás que significa el extraño titulo del post, y es porque, las zapatillas de XINCA se hacen con basura, con caucho reciclado, textiles reutilizados, y además son confeccionadas en la prisión de Mendoza y eso es dejar una huella positiva en el planeta. Los conocí en el KONEX en Buenos Aires hace ya 3 años, y desde ahí comencé a seguirlos. Estando de viaje en Santiago, y luego de trabajar con MINKA le escribo a Ale Malgor, uno de sus fundadores para preguntarle si a caso podría estar con ellos un tiempo para aprender como es eso de trabajar de manera social y sustentable. Recibí una respuesta positiva y llena de buena energía, así es como me compré un boleto y me fuí. Al llegar en lo primero que participé fue en un corto que estaban preparando para presentar su fusión con el Club Boca Juniors, al comprar un par de alpargatas de boca se dona automáticamente uno a un chico que lo precise, el hermoso OneForOne que creó Toms, al cuál admiro como emprendedora social. 

Me propusieron hacer unas estampas de remeras de algodón orgánico para comunicar un poco el Life Style de la marca, que por cierto, es fantástico, porque la coherencia de estos chicos es tremenda. Ellos viven como comunican, eso inspira, y mucho! 

Así es como diseñé una seria de estampas, y debo agradecer en este post al apoyo creativo y psicológico de mi gran amigo Ber, que tras skypes cruzando la cordillera haciamos ejercicios de Desing Thinking.

Como creativa, la experiencia fue increíble y es hoy en día que los extraño mucho, andar en bici con ellos en la hermosa ciudad de Mendoza, y trabajar para comunicar que este mundo necesita de personas socialmente "implicadas" diría Nicko Nogués, no tiene precio. Gracias Naza, Ale, Negro y Eze! 

 

Deja tu comentario

Tu email no será publicado. Campos obligatorios *